Película y libro de la semana

December 15, 2018

 

EL PAÍS BAJO MI PIEL

Gioconda Belli (2010)

 

Sus novelas me han gustado, pero nada ha superado el placer que sentí al leer sus memorias. Una joven mujer de clase acomodada, casada y con dos hijos pequeños, que abandona su cómoda vida sin pasión para convertirse en guerrillera Sandinista, luchando contra la dictadura de Somoza en la Nicaragua de los 1970s. Una mujer predispuesta a las grandes aventuras, incluyendo un sin número de amoríos, narra con valentía sus vivencias sin esconder sus locuras y sus errores. Belli optó por una vida no convencional que ella narra, pero al tiempo, nos cuenta sobre la historia de una de las mayores revoluciones latinoamericanas del siglo XX, hoy por hoy, lamentablemente, caída en el fango de la dictadura de Ortega. Sin duda, ayuda a Belli el hecho de haber vivido en un país donde pasan cosas y no de ser de un país, como dijo Jorge Enrique Adoum, donde lo único que pasa es la línea ecuatorial. Es fácil visualizar a Belli en esa época de sueño y de revolución, dedicada a transformar su patria, aunque luego la decepción sea indescriptible. El lector sufre con la autora hasta conocer si el general Torrijos en Panamá la va a liberar o la mantendrá secuestrada. Si Fidel Castro logrará seducirla en uno de sus viajes a Cuba como correo clandestino de la revolución Sandinista. Nos explica su encuentro con el general Vo Nguyen Giap, arquitecto del triunfo en la guerra de Vietnam con los Estados Unidos, al lado de Castro y Gabriel García Marquez. Para quienes han soñado con una vida llena de aventuras para escapar de su rutina, pero disfrutándolas desde la comodidad de su hogar, estas historias son perfectas. Si algo logra Gioconda Bellicon en sus memorias, aparte de ser un libro muy bien escrito, es sacarnos de casa para caminar de su mano por un sendero de aventuras.

 

 

FIRST MAN

Damien Chazelle (2018) (en cartelera)

 

Tenía 5 años y mi papá comentaba emocionado algo que a mí se me hacía difícil de entender: el hombre estaba dando sus primeros pasos en la Luna. Toda la familia acompañaba emocionada este histórico evento en una pequeña televisión blanco y negro. Creo que ningún descubrimiento marcó tanto a mi generación como este hecho trascendental y, solo por esto, la película de Damien Chazelle merece ser vista. A caballo entre un documental y un drama, por allí ubico justamente su falencia. Por momentos, entramos en el dolor del astronauta Neil Amstrong por haber perdido a su hija chiquita, quien fallece al inicio de la película. Y en otros momentos, somos testigos de extensas pruebas aeroespaciales que, finalmente, conducirán al éxito de la misión a la Luna, pero que no son fáciles de comprender para quienes no somos conocedores en detalle del proyecto espacial. Si esta película se definía por uno de estos dos caminos, habría sido perfecta. En general, me llegó y me impactó, sobre todo la actuación de Claire Foy como esposa del astronauta, a quien no reconocí de inmediato a pesar de admirarla hace poco como la reina Isabel en la serie The Queen. Me parece maravillosa su transformación a mujer de clase media norteamericana, “gringa, gringa”. Igualmente bien lograda la sobriedad de Ryan Gosling como Neil Armstrong, típico ingeniero parco que reprime al máximo sus sentimientos. La califico 82 sobre cien, pero definitivamente recomiendo a todos ir a verla. Han pasado 50 años y todas las generaciones, la anterior, la mía y, especialmente, la de los jóvenes, no se la pueden perder.

Tags:

Compartir
Please reload

Entradas destacadas

Cartas a la cascada (1 y 2)

February 3, 2014

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload