Carta 59 - Auto-entrevista

July 31, 2018

 

El viernes es mi cumpleaños, esto lo escribía hace un año. Ahora son las vísperas, una vez más. Esta vez el 3 de agosto cae sábado.. Viajo en dos días a recoger a mi hijo de su campamento de verano cerca a Boston, pero en esta ocasión lo pasaré con él, con mi hija Nadia y con mi tío Gro. Hace un año estaba preparando maletas para salir al mismo aeropuerto de Boston al que llegaré pasado mañana y preparándome para celebrar sola mi cumpleaños. Mi actual década empezó hace cinco años como un repetido cuestionamiento de todo. La vida me presentó un cambio al que no podía decir que no y este cambio, en un inicio, yo no lo quise aceptar, pero luego se impuso por obligación. Hay un dicho de Carolyne Miss, una sanadora espiritual muy conocida en los medios de autoayuda, tema que a mí me fascina, por cierto, y lo digo sin reparos y sin sentirme menos. Amo a Wayne Dyer, Louise Hay, Marianne Williamson y Melodie Beattie, entre otros. Me han salvado cuando me sentía hundirme y, en alguna ocasión, fui a un seminario donde escuché a los grandes exponentes y fue una experiencia maravillosa. Mucha gente se ríe de la autoayuda, yo no. Me gusta. En todo caso, Carolyne Miss dice que el Universo te sugiere que debes hacer algo. Pero, que si tú no lo aceptas, un ángel viene y lo hace por ti, solo que el ángel lo hace a su manera, tal vez al revés, arrasando todo. Me pareció tan genial esa frase porque yo lo viví. A los 50, me ofrecieron vivir la vida en soledad, de manera fluida y suave. No lo acepté, pero un año más tarde tuve que hacerlo de manera radical. Así que aquí me encuentro cumpliendo los 55. Soy capaz de manejar mi vida sola, lo he logrado. Al mismo tiempo, he sido bendecida con la presencia de una persona que está junto a mí y que me hace creer que valgo cuando yo lo dudo, que me presiona para seguir adelante y que me sonríe cuando me decaigo.

Así que, por mi cumpleaños, he decidido hacerme una vez más una auto-entrevista. Porque dicen que es oportuno, cuando uno está por cumplir años, realizar una introspección. Así que ahí va. Las misma preguntas y algunas respuestas repetidas, otras son nuevas. Este ha sido un gran año para mí así que solo me queda agradecer.

 

 


¿Qué he logrado en estos doce meses?

1.- He sacado reediciones de dos mis novelas, El teatro de los Monstruos y Mundos Opuestos. Me siento feliz por eso.

2.- Mi pelo sigue creciendo y ahora troto 6 k. Antes no pasaba de 2 así que wow, wow, wow

3.- La novela que retomé el año pasado se publicó ya. Se llama Tres Pasos de Baile y me encanta la reacción que está produciendo en los lectores.

4.- He vuelto al yoga, disciplina maravillosa que me centra y me llena de salud.


5.- Me he dedicado al cien por ciento a escribir. Eso me gusta.

6.- He reencontrado viejos amigos. Es muy hermoso el sentimiento. Y he terminado con otros que no aportaban nada en absoluto.

7.- Convencerme de que no debo hacer regalos a nadie más que a mí.


¿Qué he mantenido?

1.- Mi sentido del humor.

2.- Mi equilibrio.

3.- Mis sueños.

4.- Mi peso. (peleándola duro) (me encanta comer)

5.- Mi juventud.

6.- Mi fuerza.


¿Contra qué he tenido que luchar?

1.- Contra la monotonía. Es difícil levantarse y obligarse a escribir.

2.- Contra una cierta actitud derrotista, que cada vez me visita menos.

3.- Contra la nostalgia. A veces me visita con fuerza. Pero entonces me salva la escritura.

4.- Todavía contra ciertos apegos malsanos.


¿Qué agradezco?

1.- La presencia de mi Bogie.

2.- Los sueños de mis hijos.

3.- La presencia de Tiag.

4.- La colaboración de Margarita.

5.- La perseverancia de Pablo.

6.- La salud.

7.- La posibilidad de viajar.


¿Qué momentos recuerdo?

1.- La coronación del Rucu. Nunca pensé que lo íbamos a lograr.

2.- El encuentro sorpresa y el gran abrazo que se dieron Tiag y Nadia en la casita de Hollywood-Florida.

3.- El cinturón amarillo de Tiag en Kempo.

3.- Nadia y yo encontrándonos en enero y caminando por Lincoln Rd.

4.- Morgana llegando para Navidad.

5.- El árbol de Navidad de mi hermano Sebastián.

6.- El momento en que mi sobrino Lorenzo dijo: Pizza, tía Vivi.
 


¿De qué estoy orgullosa?

1.- De mis hijos.

2.- De mi resiliencia.

3.- De mis logros.

4.- De mi capacidad para disfrutar la vida sola.

5.- De mi calma y ecuanimidad.


¿De qué me arrepiento?

1.- De mi ingenuidad.

2.- De mis impulsos.

3. De mis exabruptos.

4.- De mis obsesiones.​


¿Qué anhelo?

1.- Seguir escribiendo.

2.- Nuevos retos.

3.- Que a mis hijas les vaya bien en sus proyectos que recién inician.

4.- Mantener mi salud.

5.- Ir a esquiar con mi Bogie.
 


¿A quién que está ausente quisiera estos días conmigo?

1.- A mi madre.

2.- A mi hermano.

Me encantaría un café con ellos. Creo que cumplieron su ciclo, pero sería tan bonito escucharles, otra vez. (Esto lo escribí tal cual el año pasado y se mantiene)

3.- Quisiera salir a almorzar con mi padre (falleció hace treinta y más años) y que me guíe en algo muy importante que está por suceder.


¿Cómo soy feliz?

1.- Escribiendo, leyendo y soñando con nuevos proyectos.


¿Me siento vieja?

1.- Me siento más joven que cuando tenía treinta o cuarenta.

 


¿Qué leo en este momento?

1.- Una biografía fantástica de Françcoise Sagan

2.- Yo, Claudio de Robert Graves

3.- Take the leap de Pema Chadron

4.- Doctor Zhivago de Boris Pasternak

5.- Entrevista con el vampiro de Anne Rice


¿Qué película o series te han marcado recientemente?

Lazzaro Felice de Alice Rohrwacher

Call my agent

Game of thrones

Wondeful Mrs. Maizel

Sagan de Diane Kurys

 


Así que, ¡Happy Birthday to me! Una nueva vuelta al sol está en camino y la espero ilusionada. Seguro que éste será un año de muchos sueños, proyectos e ilusiones.



 

Compartir
Please reload

Entradas destacadas

Cartas a la cascada (1 y 2)

February 3, 2014

1/1
Please reload

Entradas recientes