Carta 7 - Papá, Quito y un último viaje